Dación en pago sin tributación

Si una persona tiene un préstamo con hipoteca sobre su vivienda habitual y lo cancela mediante dación en pago, no debe pagar impuestos. Hay ocasiones en las que la dación en pago de la vivienda es la única salida para los deudores que no pueden hacer frente a la hipoteca. Sepa el lector, que si la dación en pago se refiere a la vivienda habitual, la ganancia patrimonial que pueda ponerse de manifiesto en el IRPF no tributa.

No hay coste en el IRPF. Aunque pueda parecer extraño, puede pasar que el importe de la deuda que se cancela, sea mayor que el valor de adquisición de la vivienda, generando una ganancia.

Un ejemplo sería:

Una persona que solicita un préstamo por 100.000 euros, Ésta persona no tenía patrimonio, sus padres le avalaron hipotecando su vivienda habitual, con un valor de adquisición de 40.000 euros. Si el préstamo quedó impagado por 75.000 euros (intereses y gastos incluidos) y al final los padres pierden el piso, realmente habrían obtenido una ganancia.

75.000 + 40.000 = 115.000 euros

Esto resulta en 140.000 – 115.000 = 35.000 euros de ganancia patrimonial.

Pues bien, para no agravar la situación de estos deudores, la propia ley establece que, cumpliendo los siguientes requisitos, estas ganancias quedan exentas del IRPF:

  • Que la dación en pago se refiera a la vivienda habitual del deudor o de su garante, y que la hipoteca esté constituida sobre esa vivienda.
  • Que el propietario de la vivienda habitual no disponga de otros bienes o derechos en cuantía suficiente para satisfacer la totalidad de la deuda.

Importante! Se considera vivienda habitual aquella en la que se haya residido durante tres años, salvo que circunstancias excepcionales exijan un cambio de domicilio antes del transcurso de dicho plazo.

También es importante saber que tampoco es preciso tributar por el Impuesto Municipal sobre el Incremento del Valor de los Terrenos (plusvalía municipal) que pueda resultar exigible por la transmisión.

Deben cumplirse ciertos requisitos para evitar este pago, que son los mismos que los necesarios para evitar la tributación de la ganancia patrimonial en el IRPF, pero con las siguientes diferencias:

  • En este caso es preciso que, además del propietario de la vivienda, no haya ningún miembro de su unidad familiar (cónyuge e hijos menores de 18 años que convivan con el) que disponga de bienes suficientes para pagar el préstamo hipotecario.
  • Para determinar si la vivienda es considerada habitual, basta con que se haya estado empadronado en ella durante dos años o desde su adquisición si todavía no ha pasado ese plazo (en lugar de tres años como pasa con el IRPF).

Resumen:

EN IRPFEN PLUSVALIA MUNICIPAL
Si el propietario de la vivienda no tiene bienes suficientes para pagar la deuda pendiente, la dación en pago NO tributa en IRPF.Si ni el propietario de la vivienda, ni los miembros de la unidad familiar tienen bienes suficientes, tampoco hay plusvalía municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: GCT1 Profesionales SLU.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a DonDominio.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Share via
Copy link
Powered by Social Snap