Privilegios de los fundadores

Usted ha tenido una buena idea y va a constituir una sociedad para llevarla a cabo. Pero, al no tener fondos suficientes, deberá dar entrada a otros socios en el capital, y su participación es o será minoritaria. Para compensar esa situación, va a proponer a dichos socios no sólo una retribución por su trabajo en la empresa sino también el cobro de un incentivo adicional que compense el desarrollo inicial de la idea y le permita participar en un mayor porcentaje de beneficios.

Le recomendamos desde GCT1 que no se precipite. Si pacta una mayor retribución (un bonus, por ejemplo), deberá declararla como renta del trabajo en la base general de su IRPF, y tributará por ella a su tipo marginal (que puede llegar a ser de hasta el 45%). Vea otras alternativas que le permitirán computar esta mayor remuneración dentro de la base del ahorro: así tributará menos y obtendrá un mayor margen neto.

Una primera alternativa es la de recibir acciones o participaciones “privilegiadas”, que le den derecho a cobrar un “dividendo preferente”. Por ejemplo:

  • Si hay beneficios repartibles, la sociedad estará obligada a pagarle el dividendo preferente que se haya pactado a su favor (por ejemplo, un 10% de los beneficios).
  • Y el resto de beneficios se repartirán entre todos los socios (también usted) en proporción a su participación en el capital. De esta forma recibirá una suma acumulada superior a la que le correspondería según su porcentaje de capital, suma que tributará en la base del ahorro de su IRPF, a un tipo impositivo de entre el 19% y el 23%.

Otra alternativa muy interesante, pero que es exclusiva de las Sociedades Anónimas, es que en el momento de constituir la sociedad se le asignen lo que se denominan “bonos de fundador”. Con esta figura (que se le puede conceder incluso aunque no sea socio) podrá recibir hasta el 10% de los beneficios que obtenga la empresa (descontada la parte que deba destinarse a la reserva legal) durante un plazo máximo de 10 años. En este caso:

  • En el ejercicio de creación deberá declarar como renta del trabajo el valor atribuible a dichos bonos (que, a estos efectos, se valoran en un 35% de la cifra de capital que dé derecho al mismo porcentaje de beneficios)
  • Y cada año, cuando perciba la retribución de los bonos, deberá declararla como una mayor renta del capital mobiliario, dentro de la base del ahorro del IRPF. Eso sí, recuerde que la remuneración por bonos de fundador tiene una duración máxima de 10 años.

Vea aquí un ejemplo práctico:

Usted y otros socios constituyen una sociedad de 60.000 euros de capital. Si por ser titular de la idea va a recibir una retribución adicional del 10% de los beneficios durante 10 años (se estiman 5.000 euros anuales por ese concepto), vea el neto que acabará percibiendo en cada caso:

ConceptoSalarioDividendo PrivilegiadoBonos Fundador
Rentas (10 años)50.000€ 50.000€ 50.000€
IRPF (45%)-22.500€-945€
IRPF (19%)-9.500€-9.500€
Margen Neto27.500€40.500€39.555€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable GCT1 Profesionales SLU.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  DonDominio.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Share via
Copy link
Powered by Social Snap